PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Críticas

 

 

Expone a partir del 27 de agosto de 2008 en Shanell Galería de Arte, Santo Domingo (República Dominicana)

 

Reyes Ocre, H2Ocre, alegoría, símbolo y enigma

 


El artista dominicano Reyes Ocre, surrealista, enigmático y amante del Caribe y sus mares, cuyo Art Dealer internacional es el economista español Oscar Villegas, expone a partir del 27 de agosto de 2008 en Shanell Galería de Arte, en Santo Domingo, República Dominicana, la muestra titulada H2Ocre.


Peces, cefalópodos, caballitos de mar, pulpos, vegetación submarina, aguas ágiles y claras, envolventes y sutiles, personajes ataviados con escafandras, presencias geométricas circulares, que encierran y potencian a peces y su entorno, como si fueran espacios de transcendencia energética, predominan en la dinámica sutil y sensual, colorista y enigmática del Caribe de Ocre.

 

 

 


La biodiversidad marina, la sensualidad cromática, el vaivén del agua, la profundidad de los fondos marinos, la enigmaticidad de la alegoría surreal que Reyes Ocre muestra con determinación, constituye una fina ironía que envuelve de forma glamurosa el misterio.


En realidad los peces son personajes, personas, seres alegóricos procedentes del mundo surreal, del subconsciente, que forman parte del desarrollo de su concepción de la alegoría.


Predomina lo simbólico para resaltar el enigma, la fuerza del misterio, de lo inexcusablemente sugerente y sensual, sutil y denso.


Su densidad es biológica, el colorido caribeño, la fuerza interior espiritual, la determinación por la vida una actitud que viaja más allá de la anécdota.


Su obra es original, en el sentido de que huye de la concepción paisajística, busca planteamientos geométricos, esferas libres, sin barreras, que flotan en el agua, como si fueran auténticas burbujas de energía llenas de peces y vegetación, de fondos marinos en los que el circulo energético es protagonista.


El círculo es el misterio, la puerta de entrada a la energía primordial, punto de enlace entre la dimensión real y la esotérica. No hay término medio, todo está entrelazado por finos hilos de energía sutil que no se ven a simple vista. Una energía que el artista de Santo Domingo canaliza a partir de los animales del fondo marino, que son como profetas de su tierra, abanderados que sostienen el legado de determinación singular específica que va más allá de las circunstancias que los determinan.
La realidad es alegórica, porque todo lo que existe no lo vemos, sino que hay partes de este todo que se rigen por leyes más sutiles.


Ocre apuesta por lo biológico, pero, de repente, se vuelve enigmático, presentando en la Santa Cena, a Cristo y los doce apóstoles con una escafandra de buzo, o con algo que la recuerda, con cola de pez, formando parte de su animalario místico alegórico singular, que se sustenta en la visión sosegada de una existencia rápida, experimental, fuerte y determinante, que enlaza con el fuerte sentimiento vital, pero, también, con el misterio. El enigma está servido, en el sentido de que no todo lo que se ve es lo que parece.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

 

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web