PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Artículos

 

 

 

 

Exposición del 16 al 30 de junio de 2008 en la Sala Joan Miró.

 

Pere Parramón, un viaje hacia el mundo surreal en el Palacio de Congresos de Madrid

 


El artista catalán Pere Parramón basa su producción pictórica en el mundo onírico surreal, fundamentándose en temáticas de ensueño, en dinámicas sugerentes en las que combina paisajes imposibles, con imágenes femeninas sutiles y delicadas, escenas con caballos blancos, astros, el tablero de ajedrez o seres humanos de mirada ingenua y dotados de un alma grande y generosa.


Expone más de 15 obras pictóricas, de un tamaño de 100x100 cm., realizadas en óleo sobre tela, en el Palacio de Congresos de Madrid, sito en Paseo de la Castellana, 99, frente al Bernabeu. Dentro de este incomparable marco combina su sagacidad por el dibujo con su dedicación por el color, buscando potenciar una dinámica de ideas sugestiva.

 

 

Pere Parramón, "Camino del tiempo"

 
 

Se trata de una muestra estudiada, definida, muy bien estructurada, en la que mezcla escenas diversas dentro de una armonía general en la que las diferentes visiones o escenarios se complementan.


Es preciosista, meticuloso, amante del detalle y la pulcritud. Una actitud que le conduce a presentar una estructuración general de elementos, combinados de tal manera que destacan por sus singulares perspectivas, asimismo por la estudiada forma en que posiciona los diferentes iconismos. El resultado es una obra calculada, bien delimitada, destacando por su calidad dibujística, sin desmerecer la aportación intensa del color.


Su discurso se fundamenta en una gran concentración de apuestas temáticas, muy elaboradas, aunque exhibiéndolas con total naturalidad, potenciando una obra estructurada, pero fluida, donde todo circula perfectamente, sin hieratismos, sin excesivo efectismo. Es más, sustituye el efectismo por una apuesta analítica, empleando elementos y personajes en función de la idea, eso sí siempre presentando desarrollos sutiles, espacios imaginados, con temáticas imposibles, al mismo tiempo sugerentes y procedentes de otras dimensiones.


Se trata de temáticas benévolas, exhibiendo una total ausencia de malicia, serenas, profundas, pero... a la vez, evanescentes, insinuantes, mostrando la cara sensible de una actitud que viaja más allá de los limites.


Se trata de negociar una actitud de efervescencia, una actividad fundada en lo fenomenológico, en captar lo que no se ve pero que influye. De ahí que exhiba mar en el cielo, cielos llenos de personajes, elementos y objetos en emplazamientos celestes, tableros en el aire, sin estar asentados en el suelo y su concepción de los cuatro elementos como punto central de un planeta tierra que armoniza con el cosmos.


Su visión de lo imaginado, la carga plástica y de imágenes que derrama en sus lienzos procede del universo, pero, también, exhibe connotaciones de una realidad que el artista transforma a su antojo, fomentando la diversidad a partir de estructurar un discurso que va más allá de lo fantasioso.


Su mundo es dévico, es decir que se basa en la propia naturaleza, porque todos sus elementos proceden del entorno. Nosotros somos parte de este mismo entorno natural, de ahí que en la pintura de Pere no existan las fronteras.

 


 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

(AICA)

 

 

 

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web