PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Críticas

 

 

 Muestra su última producción escultórica en Casa do Brasil, Avenida Arco de la Victoria, s/n, del 22 de octubre al 1 de noviembre de 2009, en Madrid.

 

 

Luis Guerrero, reciedumbre y curvas, austeridad y emblematicidad


 

 

Austeridad y suavidad, ondulación y curvas, organicidad y delimitación, la escultura del escultor castellano manchego Luis Guerrero se caracteriza por su reciedumbre, pero sin renunciar a lo sugerido.


Su creación es aparentemente directa, pero encierra un grado de complejidad que va más allá de lo que se ve en primer término.
Bien elaborada, con buena técnica, posicionada en lo emblemático, en lo alegórico, se sumerge en la noche de los tiempos pero partiendo de temáticas universales, que van más allá de la sugerencia, de lo emblemático en lo que realmente importa.


Es austero porque no le gusta lo barroco, sintetiza líneas, es sincrético, porque elimina detalles superfluos, se posiciona en lo contemporáneo dado que huye de lo tradicional, pero conecta con lo ancestral.
Lo ancestral es dominante, pero, a la vez, es sugerente en lo austero que es consecuencia del carácter de lo que se cuece en la provincia de Cuenca.
Estrabón, Plinio y Ptolomeo informan que los primeros habitantes de esta zona fueron unos beribraces celtíberos denominados olcades. Su historia es un cruce de culturas, que suponen guerras, dominios de árabes, cristianos y gentes de otras culturas.
Es la historia de la humanidad que se ejemplifica a partir de lo evidente del contraste y se basa en la lucha continua de poderes.


Una confrontación de contraprestaciones y dominios, aumentando la potenciación de lo único en el contraste, pero, sintetizando a través de la historia, una actividad sutil y soterrada, que luego florece a partir de lo que es evidente.


Es decir que la historia es cruce de culturas, pero también dominación. Pero Luis Guerrero huye del poder, de la presentación de dominadores y dominados, antes al contrario, indaga en la fenomenología del cambio, en la libertad que resplandece a través de lo universal, derivado del enaltecimiento de valores locales.


Valores tales como el amor, la mujer, la pareja, lo natural, la expresividad de la naturaleza, la alegoría abstracta y la simbiosis de lo creativo catártico que cambia a cada momento e instante.

Exhibe su obra escultórica más reciente en Casa do Brasil, Avenida Arco de la Victoria, s/n, del 22 de octubre al 1 de noviembre de 2009, 28040 Madrid, Tel.: 91 455 16 60.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

 

 

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web