PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Críticas

 

 

Muestra su última producción escultórica en Casa do Brasil, Avenida Arco de la Victoria, s/n, del 22 de octubre al 1 de noviembre de 2009.
 

 

 

Luis Guerrero, enigma, lo extraño, la mujer y lo conquense, tradición y madera noble

 

 

El escultor castellano manchego se inserta en lo enigmático, en lo extraño, la mujer, lo conquense, la verdadera universalidad de lo silvestre.
Su obra es tradición, nobleza de la materia, uso de la madera, árboles de la zona, retorno a la infancia, juegos, nobleza obliga, entorno natural, la madre, recuperación subliminal de la idea de la mujer.


La infancia perdida, recuperada a partir del trabajo duro y evidente, consecuente y de gran perfección técnica de la madera.
La madera es nobleza, porque parte del entorno, de lo que siempre ha existido en la zona.
La naturaleza es un acto de amor que el artista asume como suyo, potenciando lo que es a partir de considerarla universal.


Surge de lo universal a partir de lo real en la provincia de Cuenca. Viaja a través de los recuerdos de infancia, se instala en la fenomenología de la fantasía, en lo determinante y alegórico.
Lo suyo es alegoría y alegría, porque lo enigmático es energía, suma de energías y vibraciones que se generan en el medio ambiente, en lo que es natural e iluminado y que el artista capta de manera natural, sin esfuerzo porque es parte integrante de la posición más profunda que define lo que es en sí mismo.
De lo conquense, austeridad, variedad, cultura gastronómica, paisajes diversos, orografía dura y áspera, pero, también llena de agua, saltos, ríos, afluentes y arroyos, campesinos, el agro, el campo, gastronomía y vino.
Culturas de dominación y resistencia, la mujer, la pareja, la simbología del amor, el amor cultural y local, la universalidad del conjunto energético contenido en los páramos, montañas, castillos, ríos, montes, árboles y arbustos.
Luis Guerrero en la mirada, en la plaza del pueblo, en la fenomenología de lo que se halla en la observación continuada.
Luis Guerrero, viaja en lo emblemático, en la frecuencia de la esencia, en la vibración de lo que es revulsivo a partir de lo orgánico, mitificación de la idea de vida y existencia.
La vida es calma, pero también serena y tranquilidad específica, en lo alegórico y romántico, en lo vibracional y alegórico.


La alegoría se instala en la fenomenología de la realidad específica y resplandeciente.
Lo resplandeciente es austero, porque en lo sincrético está el enigma, el resumen del universo en una simbiosis de energías y formas, caracteres de gran presteza y solidez que interconectan con lo más profundo del hilo de oro que muestra el camino hacia el inmenso océano sideral de todas las galaxias.


Presenta su última producción escultórica en Casa do Brasil, Avenida Arco de la Victoria, s/n, del 22 de octubre al 1 de noviembre de 2009, 28040 Madrid, tel.: 91 455 16 60.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

 

 

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web