PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Francisca Blázquez

 

 

 

Francisca Blázquez

Expone en el Espacio Francisca Blázquez durante todo el año 2007 

La mirada angelical de Francisca Blázquez y la espiritualidad de la geometría

 
La mirada angelical de Francisca Blázquez indaga en la pléyade de ángeles que están con nosotros para ayudarnos en el cambio espiritual. Plasma serafines, como el orden mayor de la jerarquía celestial. Son los ángeles que aglutinan el amor, la luz y el fuego, que se encuentran al lado del trono de Dios y interactúan de manera constante. Normalmente se les suele representar con tres pares de alas que tapan sus caras, alas y pies. Francisca los emplea como fundamento espiritual, como contacto con la esencia profunda de la iluminación del cosmos. Asimismo, estudia a los querubines, que son los guardianes de la gloria de Dios. Su nombre significa plenitud de conocimiento o rebosante de sabiduría. Están dotados de una fina y extremada inteligencia que les posibilita el conocimiento divino, tienen dos pares de alas y aspecto humano. Mientras que los tronos son, a nivel alegórico, las ruedas que conducen el carro de Dios.

 

Estas tres clases de ángeles son los más cercanos a la divinidad, existiendo en una dinámica de espiritualidad y pureza, de seres que son esencia iluminada.

 

Por otra parte las Dominaciones, Virtudes y Potestades son los grandes guardianes del mundo, identificándose con vestimenta de soldado y con una espada en la mano. La autora castellana multidisciplinar no los representa con estas impedimentas, dado que prefiere espiritualizar aún más su presencia y su forma, dado que determinados atributos pueden ser distorsionadores.


Las Virtudes, portadoras de la gracia y el valor, trabajan para que se cumplan los milagros en la tierra. Las Potestades son muy parecidas a las Virtudes y junto a ellas gobiernan las estrellas y los elementos de la naturaleza.

 

Los seres celestiales más próximos al ser humano son los Principados, arcángeles y ángeles. Son los encargados de guiar a los seres humanos hacia Él. En determinadas representaciones aparecen vestidos como guerreros o diáconos, sosteniendo una flor de lis.
Por su parte los arcángeles, los más representados junto con los ángeles por la autora madrileña de más de 8.000 obras, con 70 individuales y más de 300 exposiciones colectivas, son los que lucharon contra el demonio. Finalmente podemos constatar la presencia de los ángeles, que forman parte del grado inferior pues son los que están más cerca de los seres humanos y el mundo.

 

La mirada angelical de Francisca Blázquez comprende no solo las diferentes aportaciones angelicales, sino también la necesidad de mostrar al mundo su voluntad de ir más allá de las formulaciones geométricas, distanciándose tanto de constructivistas como de los creadores de arte concreto. Todo ello para ser depositaria de una voluntad espiritual clara en la que lo fundamental es la existencia de la pureza de espíritu, de seres iluminados que trabajan dentro un complejo contexto en el que la forma es el camino y la esencia deriva de la luz.

La autora madrileña a trabajado de manera constante con las diferentes jerarquías, en el sentido de saber y entender que todas están interconectadas, en el aspecto espiritual, porque la forma es materia pero también espíritu. Sus formas viajan hacia los prolegómenos del amor, allí donde la bondad gobierna y la esencia se manifiesta.

 
Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web