PRINCIPAL  |   CONTACTO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Críticas

 

 

Bruno Brugnera, Yo y la mili, la larga marcha y el encuentro con la verdad

 


Bruno Brugnera, Yo y la mili, relata la marcha del campeón olímpico de jabalina italiano, iniciada el 8 de setiembre de 1943, abandonando la mili activa por propia iniciativa hasta conseguir la mayoría de sus objetivos en todos los campos del humanismo y el amor.


Aventuras y desventuras de Bruno a través de los sugerentes paisajes de una Italia convulsa por los cambios políticos y de bando, en plena Segunda Guerra Mundial.


Son tiempos de guerra, pero también tiempos de amor y de predominio del corazón, como centro de la acción de un hombre que, movido por el amor a su madre y a todas las mujeres, al eterno femenino sublimado, abandona la mili y se embarca en una aventura, la larga marcha atravesando líneas amigas y enemigas, haciéndose amigo de todos.


Yo y la mili, publicado en Barcelona en 2007, libro de 54 páginas más cubiertas, ilustrado, es una publicación amena y ágil, dinámica, que se lee con avidez, porque predominan las aventuras contadas con un lenguaje eficaz y sencillo, pero, a la vez, entretenido, fundamentado en la determinación de un hombre que sabe lo que quiere, en unos momentos de cambio, donde nadie parece saber adónde va.


Su eje es la mujer, su madre, es decir el amor, la filiación materna, mientras la guerra, sangre, sudor y lágrimas, esfuerzo, determinación y cambio, transformación, materia, energía, muerte, sombras, luces apagadas, evidencias no encontradas, formulación de preguntas sin respuesta, de un ser que viaja con el sentimiento en su aura, con la determinación del lanzador de jabalina que se sabe vencedor antes de haber alcanzado la meta.


Emplea la sutileza, con tretas y continuos lances que ha de superar de manera magistral, gracias a su conocimiento de la psicología humana.


Es valiente, camina sin armas, solo, sin brújula, orientado a medias, pero con la fortaleza de la mente clara y del objetivo preciso.


No se trata de asaltar un nido de ametralladoras fortificado enemigo, sino de superar ríos, montañas, líneas amigas y enemigas, fortalezas políticas y militares, pero, también, barreras naturales.


Al final alcanza su objetivo, abrazándose a su madre. Es el triunfo del amor sobre la cólera, del sentimiento sobre la muerte, de la acción sobre la estructura del poder.
Somos libres, somos uno, todos somos el todo, avanzamos y nos abrazamos en el universo del amor con Bruno.

 


Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

 

 

  

 

Principal | Biografía | Críticas  | Artículos | Francisca Blázquez | Reportajes | Enlaces | Contacto

 © 2006-2014  www.joanlluismontane.net

Aviso Legal

         

Diseño web y posicionamiento SEO | Otros trabajos de diseño web